REIKI

Fue en el siglo XXI que Master Mikao Usai, un monje japonés desarrolló o según él, redescubrió REIKI durante un retiro espiritual.

La palabra japonesa REIKI se divide en dos partes:

REI significa “universal” y KI “energía”.

La energía vital se encuentra en todas partes, a nuestro alrededor y dentro de nosotros, y cada uno de nosotros puede acceder a esta energía positiva y curativa.

La práctica REIKI es la de transmitir la energía vital al paciente o así mismo a través de las manos.

La energía facilita al cuerpo un entorno que permite su auto-curación a nivel físico, emocional, energético y espiritual.

Por lo tanto se puede considerar el REIKI una terapia complementaria. Una sesión de REIKI puede hacerse mientras el paciente está sentado o acostado en una camilla, según sus necesidades.

Durante la sesión puede ser que tenga la sensación de relajación profunda, puede sentir frío, calor, también al deshacer algún bloqueo emocional es posible que el paciente empieza a llorar. Todo esto es absolutamente normal de esta manera el cuerpo va eliminando ya lo que no necesita.

A veces el trastorno que protagoniza el tratamiento empeora antes de curarse, crisis curativa.

REIKI no puede hacer daño a nadie, REIKI es amor.

El término REIKI es una palabra japonesa. Se ha establecido que REI significa “universal” y hace referencia al alcance y la naturaleza de esta práctica, y KI significa “energía”, de modo que la palabra REIKI se puede entender como la energía vital universal. Es una terapia alternativa en que se trata de lograr la sanación a través del acercamiento de las manos del practicante hacia su objetivo, con el fin de trasferirle la “energía universal”.
REF: REIKI // Stock: Disponible